martes, 30 de junio de 2020

Los Ballets Cubanos: Dioné & Despertar


Eduardo Sánchez de Fuentes (1874-1944)
"Dioné" (1940)*
Leyenda sinfónica-coreográfica

Carlos Fariñas (1934-2002)
"Despertar" (1959)**
Ballet

Director: Enrique Pérez Mesa*
Director: Manuel Duchesne Cuzán**
Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba

*
¡Miseria tan extraña como inconcebible de nuestro humano ser, lleno por todas partes de contradicciones y misterios en que se pierde la razón!
-Juan Mélendez Valdés-

No es tan fácil pensar el Arte en su momento histórico... guste o no guste, la interpretación de la Historia que actualmente nos rige (o al menos así lo aparenta en el llamado Mundo globalizado) sigue siendo la visión Marxista -con sus buenos y malos postulados- como la única directriz viable que reconstruye el Pasado sobre lo concreto: el Materialismo Histórico. Y ello para que en el Presente podamos degustar, debatir e imaginar lo que fuese la Cosmovisión y Cultura de otros tiempos en cualquier punto geográfico... no obstante, el resultado ha sido [por la necesaria causa de la Conservación] la muy lucrativa Domesticación y Apropiación de lo ajeno, fenómeno natural y perpetuo en la Humanidad [aunque se diferencien los motivos en religiosos, políticos, económicos u otros] ya que afín de cuentas somos la conjunción y fusión de las creencias (y mitos) que nos rodean...

**

Lo anterior fue en virtud de ser un Prolegómeno y ello porque es necesario reflexionar en torno a los Nacionalismos surgidos en el siglo XX; así que los siguientes párrafos tratarán (una vez más!!) la escabrosa arista de la Construcción Identitaria en un país como Cuba cuya pasta musical es demasiado rimbombante para justipreciarla cabalmente en pocas líneas; nada más y nada menos que las siguientes Disertaciones entre el Indigenismo antillano y el Afro-cubanismo como sustancias de la iconografía musical de la hermana nación caribeña... <<preceptos vinculados a su vez a la Danza, como adelante también se verán>>. Temática quizás un tanto necia de revisar porque en la actualidad se ha estandarizado por mucho la segunda en detrimento de la primera (que es prácticamente inexistente, o de escasas referencias) pero estos preceptos se podrían decir que hace 100 años eran concebidos de manera inversa, es decir, se creía que la médula espinal de la música cubana eran las tradiciones taíno-arahuacas y éstas fusionadas con el criollismo de los hispanos... menudo error comprensible debido a la época que nos remontaremos, siendo una muy respetable figura de la historia musical cubana, el compositor Eduardo Sánchez de Fuentes, quien encarnará todos los prejuicios morales y raciales que imperaban en la sociedad cubana de aquel entonces [segunda mitad del s.XIX hasta medianos del siglo siguiente].

Della Corte y Gatti: DICCIONARIO de la MÚSICA; Ricordi Buenos Aires, 2ª ed. 1958, pag. 803, cito:

  • SÁNCHEZ DE FUENTES, Eduardo (La Habana [Cuba], 3 abr. 1874 † 7 sept. 1944, La Habana): Compositor y musicógrafo, estudió en el conservatorio Hubert de Blanck [1886] en La Habana, con Sancho y luego con Arturo Quiñones, Más tarde fue discípulo de Carlos Anckermann. A los dieciocho años [1892] compuso su primera obra de trascendencia internacional, la famosa habanera "Tú". Perfeccionó sus estudios, posteriormente, con Ignacio Cervantes. Presidente de la Academia Nacional de Artes y Letras de Cuba (1930/42; miembro fundador en 1910). Ejerció la crítica musical en el periódico El Mundo de La Habana. Fundador [1940] de la Corporación Nacional de Autores de Cuba, de la que fue presidente hasta su fallecimiento.



Como verán por las referencias anteriores, el maestro Sánchez de Fuentes fue un destacado Artista e Intelectual influyente en su patria, si bien, hacen falta por señalar algunos cuantos detalles antes de proseguir con lo verdaderamente importante de este Artículo; mucho vale tener en cuenta la idiosincracia criolla en cual se formó nuestro biografiado músico. Él era hijo de un jurista y poeta catalán llamado Eusebio Sánchez de Fuentes (1826-1896), quien fue fundador [1868] de la Junta Suprema de Cuba por mandato de la Corona Española, mientras que la madre Josefina Peláez y Cardiff (18??-????) era pianista y cantante profesional (ella era puertorriqueña de padre asturiano -también jurista- y madre irlandesa); así fue como el Espíritu de las Leyes permeó el ambiente familiar al natural (por cierto que el hermano mayor Fernando (1871-1935) también fue un apremiado Abogado, Escritor y Poeta), disponiendo que el propio Eduardo estudiase también Derecho en la Universidad de La Habana, carrera de la cual se graduó en 1894 y la ejercería -en paralelo a su labor musical- hasta pasar a mejor vida.

Bien, ahora sí como lo mencionamos anteriormente, nuestro interés primordial son las Disertaciones entre el Indigenismo antillano y el Afro-cubanismo que en la década de los 20's del siglo pasado, el maestro Sánchez de Fuentes se vería enfrascado en diversas polémicas sobre aquel tópico, basta saber que para estos tiempos el compositor ya había escrito el grueso mayor de su labor creadora:

  • 5 óperas (Yumurí [1898], El Náufrago [1901], La Dolorosa [1910], Doreya [1918], El Caminante [1921] y en lo futuro compondría Kabelia [1942]; su última gran obra)
  • 5 zarzuelas (Cuartel general [1895], Entre primos [1895], Los líos de Perdiduelas [1896], La dulce Caña [1922] y Cubita bella [1923] )
  • 2 operetas (El Caballero de Plata [1915] y Después de un Beso [1916] )
  • varias obras orquestales ("Emma Luisa" suite para orquesta de cuerdas [ca.1910], tríptico sinfónico "Cuba" [1916], "Bocetos cubanos" para Soprano, coro femenino y orquesta [1922], el preludio sinfónico "Temas del Patio" [19??]; y en el porvenir, oratorio "Navidad" para coro y orquesta [1924], cantata "Anacaona" para solistas, coro y orquesta [1928], Rapsodia cubana [1940], etc. etc.)
  • 1 ballet (Dioné [1940] )
  • Y un vasto repertorio de Canciones y Lieders donde las Cubanerias serían icónicamente representadas; además de composiciones pianísticas al estilo de la música de salón y 1 cuarteto de cuerdas.
Tal catálogo con intención de ilustrar la prodigiosa producción que habría de sostener el Pensamiento musical del compositor ya que ante las reivindicaciones surgidas del Nacionalismo de la Cuba libre <<todos sabemos que esta es la época cuando los EE.UU. subyagó a la Isla como su patio y burdel ¬_¬ >> Sanchéz de Fuentes optaría por exaltar la ascendencia aborigen taíno-arahuaca siendo ejemplo de ello las óperas Yumurí y Doreya, la cantata Anacaona y el ballet Dioné; todos ellos abordando temas de inspiración indigenista; creyendo obrar el maestro hacia la dirección que su instinto mejor le inclinaba, escribió El folklore de la música cubana [1923] donde abiertamente negaba/minorizaba el influjo de las raíces africanas dentro de la música nacional cubana, defendiendo que los primarios símbolos musicales eran de procedencia Siboney; posteriormente en Influencia de los Ritmos africanos en nuestro cancionero [1927] los reduce a un somero influjo poco digno de relevancia <<también en paralelo a estos embates, a partir de 1922 Sánchez de Fuentes escribiría artículos irrisorios "Contra el influjo de algunos grotescos bailes de nuestros vecinos, los americanos del norte"  que en detrimento de la habanera, la criolla, el bolero y el danzón, eran suplantados [introducidos por las nuevas clases burguesas Pro-yankee] por el foxtrot, el country-western-two-step, el swing, etc; lo cual a los ojos de nuestro músico, quien había prolíficamente compuesto en todos los géneros tropicales citados, los defendería sentenciando que "Hay que huir de los falsos halagos del esnobismo triunfante; opongamos una fuerte barrera a esa lamentable intromisión de ritmos, melodías y bailes extranjeros" >>

Sin embargo, en otro de sus libros, apuntaría un comentario que parecería incongruente con las anteriormente dichas:


"Es necesario que se haga por nuestros autores una labor de estilización, tomando de nuestra música los motivos más populares, vistiéndolos armónicamente, espiritualizándolos, para que nuestra música sea conocida en el extranjero en sus formas más elevadas"
<< de Folklorismo, pag. 146, 1928 >>

Y quien mejor que el mismo Alejo Carpentier, precursor [en el sentido de virar/reflexionar] del Afrocubanismo para dar las mejores críticas de las ideas erradas del maestro Sánchez de Fuentes:


 << A. Carpentier: Ese Músico que llevo dentro (3): la Música en Cuba; pag. 439, obras completas vol. XII, MX 1987 >>

La "aventura italiana" a la cual se refiere Carpentier es en relación a La Dolorosa, ópera que habría de ser estrenada el 8 de agosto de 1911 en el Teatro Balbo de Turín en Italia; siendo aquella ópera la más italianizante (Verismo) en estética dentro del contexto de una historia cubana del siglo XVIII, lo cual nuevamente evidencia las posturas contradictorias de su autor. Hasta aquí nos damos conformes con los detalles biográficos expuestos del maestro Eduardo Sánchez de Fuentes, procediendo a la materia musical que hoy de él nos atañe.

***

La leyenda sinfónico-coreográfica de Dioné tuvo su estreno el lunes 4 de marzo de 1940 en el Teatro Auditorium [hoy Teatro Amadeo Roldán] de La Habana, evento trascendental para la Historia de la Danza en Cuba porque fue la primera vez que se presento un ballet clásico de temática nacionalista protagonizado por los mozos Alicia Alonso y Fernando Alonso, vestuario de Fico Villalba, coreografía de Georges Milenoff y música de Eduardo Sánchez de Fuentes <<aquí vale señalar que los proyectos dancísticos concebidos por Carpentier en las décadas de los 20's y 30's junto a los compositores Amadeo Roldán y Alejandro García Caturla, ninguno de ellos se representó con coreografía, limitándose los autores a dar sus obras a conocer como piezas sinfónicas de concierto; p. e. el afro-ballet de Carpentier-Roldán La Rebambaramba sin bien fue concebido en 1927 y al año siguiente presentado en versión concierto; su Mise-en-scène tendría lugar hasta 1957>>


El cuerpo de baile del Choreodrama pertenecía a la reformada [1939] Escuela de Ballet [fundada en 1931] de la Sociedad Pro-Arte Musical [fundada en 1918 por María Teresa García Montes y otras Damas de la alta burguesía habanera; sin embargo, esta Sociedad fue ampliamente reconocida por sus vastas labores altruistas hacia con el Pueblo cubano]; cuando el búlgaro Milenoff fue contratado para dirigir la escuela, él seriamente planteó alzar el nivel formativo de la misma a los más altos estándares profesionales del ballet clásico, previamente habiendo sido la escuela dirigida por Natalia Arostegui y luego por el ucraniano Nikolai Yavorsky, se limitaron en la década de los 30's a:


"darle a las señoritas de sociedad una educación danzaría, No para que fueran bailarinas, sino para contribuir a su formación estética"

Contraviniendo aquello, Milenoff declaró en diciembre de 1939:


"...Cuando hablo de crear el ballet clásico cubano, pienso traer a Cuba el gran Arte..."

Y así fue como toda una Pléyade de grandes bailarines y bailarinas brillarán en todo el siglo XX y cuyo prestigio sigue hasta hoy día en la -rebautizada- Escuela Nacional de Ballet de Cuba... etc. etc.

Regresando pues a Dioné... es menester indicar que el libreto de este ballet se extravió y solo contamos con las 19 indicaciones que el maestro Sánchez de Fuentes dejó plasmadas en su partitura; el fabulado argumento es el arquetípico cuento de hadas azucarado [al estilo de Giselle o Lago de los Cisnes] aunque revestido de ambientación aborigen [difícil saber cual es la procedencia "autóctona" de esta historia, por ello mismo Yo declaro que es una mezcolanza más del Surrealismo Mágico Latinoamericano]; en cuanto a la materia musical, he de aceptar mi fuerte impresión de la magistral confección textural-armónica y de la opulenta orquestación a rebozar de timbres ligeros bien definidos aun considerando la densa plantilla instrumental, no menos fabulosa es la nobleza melódica que ofrece frescura y sencillez audible [aun para el oyente Lego] a toda la obra.

****

Quien haya leído un poco sobre la Historia de la República de Cuba en el siglo XX sabrá de sus 3 dictaduras militares (Machado, Batista y Castro) y como el concepto y lucha de la Revolución ha sido más constante en Cuba que cualquier otro país de América latina [bueno... Venezuela no se queda muy atrás], que si se es Capitalista o si se es Comunista realmente ambas posturas no importan, ambas beben directamente de las Máximas del Despotismo Ilustrado, a la sazón la más famosa premisa:

"Todo para el Pueblo... pero Sin el Pueblo"

Pues cuando se ostenta el Poder, el Orden crea como un mal necesario la Desigualdad entre los Individuos, ya que ello promueve el Esfuerzo y el Trabajo para la Superación personal y quienes logran sobrepasar los embates se tornan parte de la elevada Minoría Selecta que desde aquella privilegiada posición tendrán la influencia para mejorar/empeorar la Vida del colectivo...

La década de los 50's en Cuba marca uno de los puntos de inflexión más exasperantes de la historia moderna de Latinoamérica, ya que la sumisión del pueblo a un gobierno corrupto y soez a los intereses yankees, habría llegado a los límites del totalitarismo inhumano e indiferente. Y en aras de una transformación radical y así mejorar el porvenir, la Lucha armada siempre ha sido la fuente generadora de cambios consustanciales; sabiendo esto y en virtud de todo lo anteriormente expuesto, he aquí el argumento de la obra de Carlos Fariñas:

                           << imágenes del estreno, febrero de 1960 >>

"Del pueblo, sometido a la tiranía de un dictador, surge un Líder que lo conducirá a la lucha por la liberación. Sostiene una bella relación con su prometida. Ambos son apresados y encarcelados. En la prisión ambos son torturados y ella es violada. En la celda, el joven tiene un bello sueño con la Libertad que le indica el camino de la lucha. Al salir de la cárcel se cumple su sueño: conducir a su pueblo a la guerra por la liberación y la victoria final"



Este Drama coreográfico tuvo su estreno el 24 de febrero de 1960 en el Teatro Auditorium de La Habana como apología del Triunfo de la Revolución Cubana de Fidel Castro apenas un año atrás <<que ironía que esta triunfante progresía tras concebir un bello sueño se transformó en la pesadilla marxista que ha purgado a cientos y miles de cubanos a más de 60 años de imponerse el régimen castrista; es decir, la perpetuación de la Dictadura más perfecta>>; el ballet fue estelarizado por Alicia Alonso y Enrique Martínez, coreografía y vestuario de José Parés y música de Carlos Fariñas.

Comentarios muy plausibles de ambas composiciones están en el booklet del presente disco, de especial interés -para l@s practicantes del arte terpsicoriano- son las Memorias de Alicia Alonso sobre Dioné en el librillo anexo; también he omitido escribir sobre la vida de Carlos Fariñas porque espero hacerlo después en mejor y más airosa ocasión.

[Y así fue como el Pensamiento Aristotélico se impuso en mí y ha tirado por el abismo mis sueños platónicos; porque sólo estorban y turban la cabeza ¬_¬ ]


423 MB
EAC:FLAC+Cue+Log & Covers


IMPORTANTE: el presente disco trae ciertos "regalitos", algunos son buenos y hay uno odiosamente malo que me ha destilado mucha bilis negra!!

Las cosas son así; el CD trae un "error de prensado" que es el muy infeliz "GAP" [te detesto asqueroso!!], o dicho de otra forma, en todos los 27 tracks contenidos en el disco, hay entre ellos, 2 segundos de interrupción que dan MUTE a la secuencia sonora. Por mis pocos conocimientos de edición de audio traté de anular el GAP en la extracción del FLAC pero fue imposible -para mí-aquella tarea, por ello he incluido dos grabaciones [mp3 a 320 kbps] cortadas y pegadas manualmente (no esperen mucho...) en 2 grandes pistas correspondientes a los 2 ballets en el disco incluidos <<si hay algún experto en audio que sepa enmendar aquel error, agradecería mucho que me hiciese saber como arreglarlo ó también desearía que algún buen altruista arregle el problema del GAP, lo suba a cualquier Hosting y lo comparta en la casilla de comentarios el enlace...>>

La parte buena de "regalitos" incluidos son 2 breves vídeos:


Por último... La Música por siempre será el más fuerte paradigma para contrarrestar las tesis fundamentalistas del Materialismo Histórico Marxista (no quiero contravenir a Carpentier... pero creo que él también se ha equivocado al exacerbar hasta el cielo el Afrocubanismo...)

Lo dicho... aquí concluyo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario